Pals

El núcleo antiguo de Pals es uno de los complejos medievales más bien conservados en Cataluña. Se encuentra ubicado en lo alto de una cima, y del cual desde abajo del pueblo podemos distinguir la muralla y la Torre de las Horas. 

Los primeros indicios que se tienen de Pals datan del siglo IX, en plena época medieval. Los edificios que destacamos son la Torre de la horas, desde donde podemos tener unas vistas inmejorables, la iglesia de Sant Pedro y el mirador Josep Pla, desde donde podéis ver los campos del Empordà y las islas Medas.

Os podéis dejar perder por las calles empedradas del casco antiguo, que os transportaran directamente a la época medieval y descubrir cada rincón, tanto de día como de noche. El encanto de un pueblo que año tras año se convierte con una visita indispensable para los que visitan el Empordà.

Su nombre proviene del latin "palus" que significa terreno pantanoso, porque antiguamente el municipio  se encontraba envuelto de ellos.

Actualmente para poder disfrutar de la fauna y flora autóctona de la zona podéis visitar las Basses d'en Coll, ubicado entre los Masos de Pals y la Playa.

Un espacio protegido, incluido en el Parque Natural del Mongri, las Illes Medes y el Bajo Ter. Es una zona pantanosa, con dunas, donde encontrareis los campos de conreo del conocido arroz de Pals. Muy recomendabo ir a hacer una ruta en bici o a pie. 

Para terminar, está la playa de Pals, caracterizada por su larga extensión, se convierte en una playa perfecta para disfrutar con la familia y amigos. Con unas vistas panorámicas a todo nuestro entorno, podéis escoger entre cualquiera  de las actividades de ocio que se hacen ahi, windsurf, voley...o sencillamente pasar un buen rato en una de las mejores playas de la zona.